martes, 13 de enero de 2009

Número 6

Ese era exactamente que figuraba en todas mis pertenencias, y lo que me resultaba extraño es que nadie llevaba otro superior.

Era evidente, no hay otro número superior.

Hablo del aeropuerto de Tel Aviv del que salí el día 12 de enero con destino España tras pasar unos días en Israel.

Llegada al aeropuerto ( y al supermercado, hospital, centro comercial, ……y casi cualquier otro lugar) y comienza la peripecia…..de las y los afortunados y afortunadas que hemos estado en “Israel” que los que han estado en Palestina, esos igual ni vuelven.

Llegada y:
Primera pregunta ¿con quién vienes?; quizá esta es la segunda, porque antes, evidentemente, te preguntan ¿dónde vas?.

El nombre de quien te acompaña es muy interesante…..en función de aquello tu posición numérica será una u otra. Ups…Arabe, (como luchamos contra el terrorismo ahora tenemos que tener más cuidado; son los árabes, y sólo ellos, los que soportan a Bin Laden, y son ellos y sólo ellos los terroristas; claro que, no permitir el abastecimiento de víveres, bombardear escuelas, ocupar tierras, inventarse la historia robárle la identidad a un pueblo, masacrar a toda una generación condenándoles al destierro, invadir la vida privada de las personas, sustentar, sostener y fomentar un estado militar , encerrar como animales a millones de hombres mujeres y niños tras un muro de Hormigón, acosándoles reduciendo su calidad de vida hasta límite insospechados, favoreciendo sin embargo la bonanza de los “elegidos”, como seres superiores, robando el derecho de las personas a ser socializadas en un entorno propio, robándoles su derecho de expresión máximo que es la lengua propia en muchas instituciones….todo eso no es terrorismo; (Para Israel ES DEMOCRACIA)

Tras el nombre Árabe comienza “ la Aventura”
Registro de cosa por cosa, preguntas tan tontas como ¿alguien ha podido poner una bomba en tu maleta? ¿Por qué llevas pilas en el bolsillo? ( no mire, es que las pilas generalmente las llevo en las orejas, pero se me ha antojado hoy y las he puesto en el bolsillo de la chaqueta, así si a la bomba de la maleta se le acaban las pilas tengo de repuesto).
Más de media hora tras pasar por el respectivo escáner;

Y ahora?.....”Body Check” pFFFFFFFFFFFFFFFF
Quitate zapatos chaqueta…….y su dignidad por favor.

Te meten mano hasta en el carnet de identidad, mientras, fuera, alguien, en nombre de nuevo de la seguridad de la humanidad, invade tu privacidad, se salta la ley y trata de ver tus fotos personales en una cámara y a ver si pueden encender tu tf.
Sigue siendo democracia.

Tras haber finalizado el periplo, que no es nada agradable, al fin unos minutos para tomar un café, dar y recibir un abrazo reconfortante, y despedirse de esos ojos tan bonitos que no sé cuando volveré a ver…. A lo que los cuerpos de seguridad del aeropuerto, que también en esto tienen que opinar, dicen que ni hablar de la peluca. “¿cómo?, creo que usted se está equivocando, he tolerado que usted me registre aun sin estar de acuerdo ni en el cómo ni el porqué, ha vulnerado usted mi derecho a la intimidad, se come con patatas a diario los derechos de mucha gente (árabe y cooperantes la mayoría de ellos), trata a las personas como seres inferiores, casi como basura delante del tótem de su estado, y ahora quiere que yo no tenga la oportunidad de despedirme de quien yo quiero tranquilamente con un café calentito, dentro de su aeropuerto megavigilado, porque se supone que puedo ser peligrosísima? Se equivoca, por ahí no voy a pasar. Me voy a tomar mi café y después usted verá lo que hace ”
Te vamos a registrar de nuevo asi que a las 6 menos cuarto la quiero ver aquí.

Allí estuve y todo empezó de nuevo….y casi pierdo el avión.

Hasta las costuras de los calcetines, por mi seguridad y la de todos ustedes, registraron.

Y la palabra para describirlo es HUMILLACIÓN.

Claro que son los mismo que han matado casi a mil personas en Gaza, que ahogan a todas las personas que viven detrás del muro, los mismos que marginan y no reconocen a cientos de pueblos árabes dejando a miles de personas abandonadas a su suerte, los mismos que se saltan una y mil veces del derecho internacional, los mismos que llaman democracia a un estado totalitario, que ponen un sello a la gente con un número, y en función de eso así te tratan, los mismos que han convertido a Gaza en una gran “cámara de gas”, done poder matar a los que son inferiores……
Lo de los números a las personas, lo de creerse superiores y por tanto con la autoridad moral suficiente para tratar al resto como seres inferiores, los asesinatos que están cometiendo, el asedio a la población, el estado militarizado, el lavado de cabeza a la que someten diariamente a la ciudadanía, el control sobre sus vidas privadas, el levantamiento de un muro, la reinvención de la historia y la exaltación de una bandera que, según ellos, tiene que ondear sobre las otras……a mi me recuerda a algo que me horroriza.
Los regímenes nazis guardan mucha similitud con esto. ¿vamos a permitir que la historia se siga repitiendo?

2 comentarios:

Maripuchi dijo...

Hola guapa!
El caso es que la misma situación que tú relatas en el aeropuerto la viví yo en el año 1992 en Heathrow (Londres, Reino Unido).. mucho antes de que el tema del terrorismo internacional volviera loco a "occidente".
Habría que ver si vuelas a Siria y tu compañero de viaje es judío cómo sería el recibimiento.
Un beso.

Silvia dijo...

No es muy dificil de imaginar cual sería, bueno, directamente alguien con pasaporte israeli no puede volar a Siria. Pero lo que yo viví es la punta de un enorme iceberg que no entiende de colores ni de religiones, es decir, que los malos no solo tienen una religion,ni un color, ni nada; estoy totalmente de acuerdo, así como convencida de que eso no es justificación para no rechazar la posicíón del "esatado de israel" en estos momentos, y durante muchos años.

Un besazo tb pa ti guapa